miércoles, 20 de agosto de 2014

Suba fuerte del "contado con liqui" y del dólar bolsa hizo disparar al blue, que avanzó al récord de $ 13,55

El tipo de cambio oficial aumentó a $ 8,33
El dólar paralelo trepó 35 centavos a $ 13,55 en las cuevas. Los cambistas informales consultados por ámbito.com aseguraron que fue una reacción a la propuesta del Poder Ejecutivo de cambiar la sede de pago de los bonos que actualmente se rigen por legislación neoyorquina a la de Argentina.

Sin embargo, los mismos operadores del segmento marginal consideran que la primera disparada puede ser excesiva. "Fue como un primer instinto haber aumentado la cotización, pero debemos analizar cómo se comportan los grandes clientes ante los detalles del proyecto de ley y la conferencia de prensa de esta mañana de Axel Kicillof", aclaró un cuevero a este medio. El ministro de Economía reiteró ante los periodistas que la propuesta que se les presenta a los bonistas no es un cambio en la jurisdicción sino en la sede de pago.

La escalada del blue estuvo impulsada por el contado con liquidación, que asciende 28 centavos a $ 12,06, y el dólar bolsa, que sube 18 centavos a $ 13,03.

Mientras, el dólar oficial aumentó tres centavos en las principales casas de cambio y bancos de la city porteña a $ 8,28 para la compra y a $ 8,33 para la venta. En el segmento mayorista, la moneda estadounidense se negoció a $ 8,32 para la compra y a $ 8,328 para la venta.

Por su parte, el euro oficial cotizó a $ 10,90 para punta compradora y a $ 11,35 para la vendedora.

Fuente: Ambito.com

El interés por el "contado con liqui" da vuelta a la Bolsa, que gana 0,2%

Panorama financiero local
El panel líder aumenta 0,2% a 8.866,13 unidadestras la decisión del Gobierno de cambiar a Buenos Aires el lugar de pago a bonistas y reabrir el canje. En el mes asciende 8,9% y en el año 64%.

El alza contrarresta la caída del inicio de la sesión, que alcanzó el 2% por el envío del proyecto de ley oficial al Congreso. Pero la tendencia se dio vuelta cuando los inversores comenzaron a hacerse de divisas y billetes estadounidenses. A través del contado con liquidación se mueven importantes volúmenes de fondos y ahorristas que buscan cambiar sus títulos por dólares en el exterior. Por ello, este tipo de cambio se dispara a la par del dólar bolsa.

Fuente: Ambito.com

El real se deprecia 0,4% a 2,255 unidades

El Bovespa sube a 58.612,76 unidades
El real se deprecia 0,4% a 2,255 unidades por dólar.

Por su parte, el Bovespa sube 0,3% a 58.612,76 unidades.

Fuente: Ambito.com

Leve alza en Wall Street a la espera de la Fed

Tokio subió 0,03%
Los inversores aguardan las minutas de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal del 29 al 30 de julio que podrían dar alguna pista sobre cuándo planean elevar las tasas de interés en Estados Unidos. 

El Dow Jones gana 0,1% y el S&P500 0,1%; mientras que el Nasdaq cae 0,1%. Madrid gana 0,1% y Milán 0,1%. París cede 0,3%; Fráncfort 0,3% y Londres 0,3%.

Los inversores también aguardan el discurso de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, que realizará el viernes en una reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming.

En Europa, una advertencia de ganancias de la empresa Carlsberg también agitó a los mercados.Las acciones del fabricante de cervezas danés caen fuerte luego de que la firma anunció que su ganancia operativa bajará este año por el deterioro de las condiciones en el este de Europa y Rusia.

Por su parte, las bolsas de Asia cotizaron estables luego de que sólidos datos de viviendas en Estados Unidos impulsaron a las acciones de Wall Street.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió 0,03% a 15.454,45 puntos, en su octava sesión consecutiva de ganancias.

Fuente: Ambito.com

"Hay que preguntarle a Griesa qué hará con los u$s 539 millones"

Fondos congelados en Nueva York
Thomas Griesa
Ante el nuevo canje de deuda y el traslado de la jurisdicción para pagar a los bonistas a Buenos Aires, el Gobierno nacional dejó una incógnita abierta sobre el futuro de los u$s 539 millones que ya depositó en bancos de Nueva York para cancelar anteriores vencimientos.

"Deberíamos preguntar al juez Griesa por los u$s 530 millones, que entiende y debe resolver la causa", dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al ser consultado sobre el destino de esos fondos.

En junio, la Argentina depositó el dinero en una cuenta de Bank of New York Mellon Corp en el Banco Central de Argentina, destinada a pagar a los bonistas que participaron en los canjes del 2005 y 2010 para reestructurar la deuda soberana. Además, colocó fondos en Citibank Argentina. Sin embargo, el juez Thomar Griesa bloqueó los pagos argumentando que eran acciones "ilegales" que violaban sus decisiones previas.

En ese marco, el funcionario advirtió que según el inciso 7, del artículo 35 de la Constitución nacional, es una "atribución" del Congreso el "arreglo de la deuda interior y exterior" y que por lo tanto, es el Poder Legislativo el que definirá el nuevo lugar de pago. "Es un proyecto que debe ser sometido al debate. Cuando tengamos la ley, se reglamentará adecuadamente", sostuvo Capitanich, sin aclarar si se puede lograr el reintegro de los fondos congelados por el magistrado.

"Ante el vencimiento el 30 de septiembre, estamos generado las condiciones para que el pago llegue a los tenedores", afirmó el jefe de Ministro, quien también resaltó el nuevo proyecto de ley anunciado por Cristina de Kirchner para reabrir el canje. "Los tenedores deben aceptar voluntariamente la nueva jurisdicción", aseveró.

En este marco, Capitanich volvió a apuntar contra Griesa. "Es un ariete para fulminar el proceso de reestructuración de la deuda" pública argentina. "El juez debería ser neutral y generar las condiciones de negociación por medio de un stay y así podría avanzar el proceso para abarcar al cien por ciento de los bonistas", dijo en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada. 

El exgobernador del Chaco analizó que "por lo tanto, cuando hablan de desacato, incumplimiento, no advierten que la Argentina es un país soberano y tiene inmunidad soberana". 

También explicó que con el proyecto de ley de pago soberano de la deuda pública, la Argentina va a "proteger al 92,4 por ciento de los bonistas que ingresó a los canjes" de 2005 y 2010. 

Asimismo, Capitanich consideró que "es inequitativo que un grupo minúsculo de 1 por ciento, con anuencia de un juez, con interpretación errónea, equivocada e irracional, provoque un obstáculo para el cumplimiento de este compromiso".

En otro tramo de la conferencia, remarcó que con el proyecto, "lo que Argentina hace es lisa y llanamente ratificar su condición de país soberano y establecer mecanismos para garantizar el pago" de la deuda reestructurada. 

Capitanich insistió además en "la responsabilidad de Estados Unidos por la actuación de unos de sus poderes, que ha impedido garantizar la seguridad jurídica", en el caso de los holdouts. 

El proyecto enviado al Congreso "establece un sistema de depósito para la totalidad de los bonistas que reestucturaron su deuda", contempla "un cambio de agente fiduciario" y propone "mecanismos para que los depósitos lleguen a los acreedores", recordó. 

El martes por la noche, al presentar el proyecto de ley en cadena nacional, Cristina explicó que se utilizará al Banco Nación como agente fiduciario, mientras que ofrecerá a los tenedores de deuda la opción de canjear sus bonos por similares bajo legislación local. 

También se conformará una cuenta fiduciaria del Nación consignada en el Banco Central para depositar los pagos a los fondos buitre, quienes podrán acceder a ese dinero si aceptan cambiar los títulos del default por los de la reestructuración de la deuda.

Fuente: Ambito.com

Cristina envía proyecto de ley para cambiar a Buenos Aires el lugar de pago a bonistas y reabrir el canje

Por cadena nacional
La Presidente anunció que mandará la iniciativa "del pago soberano local de la deuda exterior de la República Argentina". Ofrece un cambio voluntario del lugar de pago para abonar en Argentina y para ello se declarará de "interés público" la reestructuración de 2005 y 2010. Permitirán el cobro de los títulos al 100% por eso se reabre el canje bajo las condiciones del original. Además se cambia el BoNY como agente fiduciario por un fideicomiso en el Banco Central, así "nadie podrá tocar (esos fondos), porque son de nuestros acreedores", explicó. En un discurso en donde cargó duro contra Griesa y los buitres advirtió que "esto es para los futuros gobiernos".

Cristina de Kirchner en cadena nacional.
La Presidente Cristina de Kirchner anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley para cambiar el lugar de pago de la deuda y hacerlo en el país, y reabrir el canje para permitir que quienes no ingresaron lo puedan hacer, en una sorpresiva y emotiva cadena nacional.

En un intento por salvar el fallo negativo de un juez de Nueva York a favor de los ´holdouts´ que rehusaron entrar a los canjes de 2005 y 2010, el Poder Ejecutivo también decidió cambiar al banco que funciona como agente de pago de la deuda, ya que ahora será Nación Fideicomisos y no el Banco de Nueva York Mellon.

El proyecto, denominado "Pago soberano local de la deuda externa de la República Argentina", buscará garantizar el pago de la deuda a tenedores de bonos, remover al Banco de Nueva York como agente reemplazándolo por Nación Fideicomiso, y reabrir el canje para los ´holdouts´, a quienes se les depositará en una cuenta los fondos como si hubiesen adherido al canje.

"Se declara de interés público la restructuración de la deuda así como el pago en condiciones justas al 100% de los tenedores", señaló la jefa de Estado en referencia al proyecto que se enviará al Congreso.

Indicó que la iniciativa tiene por objeto "permitirle el cobro a todos los deudores en salvaguarda de los contratos".

En un mensaje grabado desde su despacho en la Casa Rosada, Cristina utilizó su vigésimo primera cadena nacional del año para anunciar el envío al Congreso de ese proyecto para reabrir el canje de deuda y cambiar el agente de colocación y pago de la deuda argentina.

La iniciativa, llamada "Ley del pago soberano local", desplaza al Bank of New York Mellon de su papel de agente fiduciario y designa en su lugar a Nación Fideicomisos.

Este deberá crear una cuenta especial en el Banco Central en la que el Estado depositará los pagos de la deuda a los bonistas con títulos reestructurados en 2005 y 2010.
Pero el Gobierno también ofrecerá un canje voluntario de jurisdicción para bonistas que tienen en títulos emitidos bajo ley extranjera.

El proyecto autoriza al Ministerio de Economía la emisión de títulos para "el 7,6 por ciento que nunca ingresó" a los canjes de 2005 y 2010.

La jefa de Estado hizo el anuncio en un mensaje transmitido por cadena nacional, destacando que el proyecto de ley dispone "implementar instrumentos legales que permitan el cobro de los servicios correspondientes al 100 por ciento" de los tenedores de títulos emitidos en los canjes de 2005 y 2010.

La jefa de Estado remarcó que si los holdouts acceden a esta propuesta de canje "les va a permitir tener ganancias superiores al 300 por ciento".

Si aceptan entrar en esta nueva apertura del canje podrán cobrar los nuevos bonos emitidos bajo ley argentina.

Esto, especula el Gobierno, permitiría esquivar las trabas determinadas por el juez estadounidense Thomas Griesa.

A su vez, el Gobierno propone reabrir el canje para que puedan ingresar los bonistas que quedaron afuera, incluidos los fondos buitre.

Con ojos vidriosos y voz entrecortada, la jefa de Estado dijo: "Estoy un poco nerviosa, realmente siento que estamos viviendo un momento de mucha injusticia", y recordó que "por lo general no estoy así".

La mandataria se quejó de que el juez de Nueva York Thomas Griesa "actúa manifiestamente a favor" de los fondos buitre y agregó que "eso se nota en la versión taquigráfica" de las audiencias mantenidas con abogados de la Argentina y de esas organizaciones.

Sostuvo que el juez, "al no poder embargar bienes de la Argentina, lo hizo con los recursos depositados para los tenedores de bonos" que entraron al canje.

"Una medida insólita de apropiarse de fondos de terceros", afirmó, y agregó que "la Argentina concurrió a todas las audiencia y hasta un ministro de Economía tuvo dos reuniones con los representantes de los fondos buitre para intentar llegar a un acuerdo y fue imposible".

Advirtió que "el negocio de los fondos buitre es no negociar, porque mediante el acoso judicial intentan cobrar la totalidad de la deuda" y dijo que el juez Griesa "inventó una nueva forma de coacción" a favor de estas organizaciones.

En un mensaje grabado y emitido con poco aviso previo por cadena nacional, recordó que "con los fondos buitre también intentamos negociar, pero el negocio de ellos es no negociar".

"Fueron años de desendeudamiento y desarrollo, de esa Argentina defaulteada y con todas las carencias de industria, trabajo, de derechos, también pudimos pagar gran parte de la deuda social interna, no toda, porque mientras haya un pobre nunca estaremos satisfechos", sostuvo la jefa de Estado.

Dijo que la renegociación de la deuda tuvo como objetivo "lograr la continuidad del país y la viabilidad de la República Argentina".

Fuente: Ambito.com

Argentina desobedece a Griesa que ahora prepara el “desacato”

El magistrado lo advirtió el 20 de junio
• EL JUEZ DE NUEVA YORK LE HABÍA ADVERTIDO EL 20 DE JUNIO AL GOBIERNO QUE NO PODÍA CAMBIAR LA JURISDICCIÓN DE PAGO
Por: Carlos Burgueño


Este diario había adelantado en exclusiva el 17 de junio que se buscaría que la Argentina pagase la deuda en Buenos Aires.
Argentina rompió ayer todos los puentes existentes (muy pocos en realidad) al decidir el cambio de jurisdicción para el pago de la deuda fuera de Wall Street, lo que le abre ahora la alternativa de la declaración de "desacato" al país por parte de Thomas Poole Griesa. El propio juez le había advertido a la Argentina oficialmente en dos oportunidades concretas (en octubre de 2012 luego de su fallo de primera instancia y el 20 de junio pasado después del rechazo del anuncio del Gobierno del cambio de jurisdicción), que esta decisión estaba "prohibida" para el país y que de activarse tendría "consecuencias legales serias". Griesa se refería puntualmente a que declararía la ilegalidad de la medida y que decretaría que la Argentina ingresaría en un desacato a su orden de pagar la deuda de jurisdicción en Nueva York a través del Bank of New York Mellon (BoNY), para poder ser así objetos de eventuales embargos para cumplir la cláusula pari passu que él mismo había dictado. Como además estos fallos de Griesa fueron ratificados en agosto de 2013 por la Cámara de Apelaciones de Nueva York y en junio de este año por la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos; la decisión de Griesa de declarar a la Argentina en situación de ilegalidad, o desacato, por haber cambiado la jurisdicción del pago de los bonos no podrá ser apelada y quedará firme sólo con la decisión del juez neoyorquino. 

La definición exacta de la Justicia de los Estados Unidos de la figura de desacato, según la jurisprudencia citada por todos los magistrados de ese país, es la de cometer un "delito calumniando, injuriando, insultando o amenazando a una autoridad o un funcionario público en el ejercicio de sus funciones". En este caso, la calumnia o injuria es ante el juez Griesa, por desobedecer explícitamente la Argentina un fallo primario (pagar en Wall Street a través del BoNY) y una orden y prohibición (no cambiar la jurisdicción); con lo que el país ingresaría para la Justicia norteamericana en una doble desobediencia. 

Griesa advirtió la situación por escrito el 20 de junio, varios días antes de que Cristina de Kirchner anunciara en Rosario que aceptaba ingresar en una rueda de negociaciones y congelaba la decisión anunciada dos días antes por el ministro de Economía Axel Kicillof de pagar en Buenos Aires la deuda que vencía el 30 de junio. Según declaró el juez ese día, "prohibió al Gobierno "cambiar la jurisdicción e imponer la legislación nacional"para el pago de la deuda reestructurada; ya que esa decisión implicaría "una violación de las reglas y procedimientos". Mencionó finalmente, en un escrito de sólo dos párrafos, que una operación de este tipo estaría "violando" sus fallos a favor de los fondos buitre. 

Cuatro días después comenzaron las negociaciones formales con el "special master" Daniel Pollack, conversaciones que durarían algo menos de un mes y que derivarían en un nuevo, y ahora parece definitivo, portazo desde la Argentina de parte del ministro Axel Kicillof el 30 de julio pasado. Ahora, nuevamente y después de la decisión del Gobierno anunciada anoche, el turno de mover las piezas es de Griesa. Sería en pocas horas. 

La consecuencia inevitable del anuncio de ayer será que por varios años la Argentina permanecerá en una situación de ilegalidad ante la Justicia de los Estados Unidos. Griesa declarará en desacato al país y tendrá manos libres para aplicar la cláusula Discovery (avalada además por la Corte de EE.UU.) por la cual se pueden perseguir por todo el territorio norteamericano cuentas donde haya dinero del país para potenciales embargos. Por mucho tiempo además, la posibilidad para que la nación, las provincias y los municipios, y los privados, deberán olvidarse de colocar un sólo papel para tomar deuda en Wall Street.

Fuente: Ambito.com